Supervisa Riquelme salida de migrantes a la frontera

Jaime Benavides 345
Ramos Arizpe, Coah.

Telefono
(844) 488 6230

Escrito por pionero
Categoría:

 

Al llegar por la noche al albergue instalado en Arteaga, el gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, supervisa personalmente los apoyos de los tres órdenes de Gobierno para escoltar a la Caravana de Migrantes que en las próximas horas se desplazará a Piedras Negras.

De esta forma, ordenó desde hoy el envío a ese municipio de 50 sanitarios y 40 regaderas para los albergues habilitados por la Presidencia Municipal.

Al llegar a las Bodegas del Gobierno del Estado, habilitadas en este municipio como albergue temporal, entre agradecimientos de los migrantes, Riquelme Solís fue abordado, por lo que el Gobernador les garantizó la seguridad y respeto pleno a sus derechos, además de atención integral.

Explicó que ya están listos los albergues de Acuña y Piedras Negras, pues la coordinación entre todas las fuerzas ha funcionado.

De esta forma, el gobernador Miguel Riquelme informó que la Caravana salió de la Región Sureste de Coahuila la mañana de este lunes a las 7:00 horas, custodiada por la Policía Federal y del Estado.

Hasta ahora, detalló el Mandatario coahuilense, se atendieron casos específicos de enfermos que requieren tratamientos y se asegura el buen trato para todos, un total de mil 674 migrantes que se encontraban en el albergue de Arteaga hasta anoche.

El Gobernador salió hoy a Piedras Negras para supervisar el arribo de la Caravana y tener acercamiento con las autoridades de Estados Unidos, lo que espera se dé para el mediodía.

Hoy se llevó a cabo una reunión en Saltillo con representantes de los tres órdenes de Gobierno, en la que participó el Alcalde de Piedras Negras, Claudio Bres Garza, y en la que se acordó la atención integral al grupo de personas que arribaron inicialmente a Arteaga y Saltillo, con el objetivo de garantizar sus derechos humanos, y a través de la Secretaría de Gobierno del Estado se coordinan las estrategias para su atención.

Entre otras acciones, se contrataron cuatro comedores industriales para alimentar a quienes arriben a la frontera con el objetivo de solicitar asilo político en Estados Unidos, y que serán resguardados temporalmente en los albergues.